Hábitos que cuidan mi salud sexual

Cuidar de nuestra salud sexual es esencial y ayuda a mantener una buena calidad de vida. Es un aspecto fundamental, tan importante como lo es la salud física, mental y emocional. 
 
 
Según la Organización Mundial de la Salud, la salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Lo primero que debemos comprender es cómo ésta puede repercutir en nuestra calidad de vida: mantener una buena relación con el sexo ayuda a oxigenar el cerebro, mantener un equilibrio hormonal, reducir el estrés, tonificar nuestro cuerpo, liberar hormonas relacionadas con la felicidad y el bienestar, aumentar nuestra confianza y mejorar la relación con nosotras mismas y con los demás. Uno de los problemas a los que nos enfrentamos es la poca dedicación de nuestro tiempo al cuidado de nuestro cuerpo, al placer, al sexo y a la intimidad. Adquirir ciertos hábitos en nuestro día a día, influirá directamente en el cuidado de la salud sexual y nos ayudará a evitar posibles problemas futuros como la falta de deseo, la anorgasmia, la falta de confianza o la transmisión de infecciones sexuales.  
 
Haz ejercicio regularmente y mantén una dieta equilibrada
Una alimentación saludable nos dará la energía y los nutrientes esenciales para mantener en equilibrio nuestras hormonas. Por otro lado, hacer ejercicio regularmente te ayudará a conseguir un bienestar emocional y aumentará la libido. 

Hazte revisiones ginecológicas periódicas e infórmate de todas las opciones médicas de prevención
Es importante acudir al ginecólogo, mínimo cada dos años, para poder hacerte una revisión completa y una citología: Candidiasis, cáncer de mama, cáncer de cuello uterino, infecciones de transmisión sexual, etc. Algunas de ellas no tienen síntomas, y acudir al ginecólogo con regularidad es la mejor manera de prevenir y curar. Se recomienda ir al ginecólogo desde la primera vez que se mantienen relaciones sexuales.

No dejes de lado la educación sexual
El conocimiento de nuestro propio cuerpo, del placer, estar informada sobre las relaciones sexuales, sobre infecciones o embarazos nos ayudará a entender mejor nuestro cuerpo y a tomar mejores decisiones.

Cuida tu higiene íntima
Es importante seguir una rutina de higiene íntima: lavarnos a diario con agua o jabón íntimo, evitar mantener la zona húmeda, beber mucha agua y hacer pis y lavar la zona después de las relaciones sexuales.  

Conoce tu cuerpo y deja atrás los tabús
Atrévete a conocer sexualmente tu cuerpo y el placer. Conoce qué te gusta y cómo respondes a todo tipo de estimulaciones. Busca tu parte más erótica y aprende también a quererte, valorarte y ser feliz. 

Comunícate con tu pareja sexual
Habla con tu pareja sobre sexo, sobre lo que te gusta y lo que no, sobre lo que te apetece hacer. Busca tu placer en el otro sin miedo, tienes libertad para expresar tus deseos y también para poner límites. Acepta, pide y rechaza sin sentir que puedes ser juzgada.
 
Y DURANTE EL SEXO...
 
Cuídate durante el sexo utilizando siempre preservativo, lavándote antes y después de tus relaciones y usando productos 100 % naturales sin tóxicos como Naturalub de Biolove, un lubricante orgánico, vegano y sin silicona que contiene prebióticos. No descuides tu cuerpo en algo tan importante como la salud sexual y elige siempre lo mejor para ti. 
 
 
Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarte la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información
extralarge
large
tablet
mobile